10 de mayo de 2017

Habrá internas en el PJ lobense?

Mitad de semana en la ciudad, típica jornada otoñal. ¿Habrá internas en el peronismo local? Todo parece indicar que sí, según las fuentes que pude consultar. En concreto, se enfrentarían el sector vinculado a Randazzo (que tiene en el Movimiento Evita un importante anclaje y aliado), contra el kirchnerismo "puro", que conduce el ex Intendente Sobrero. Hasta el momento, los esfuerzos de ambos bandos por conformar una lista de unidad no hay prosperado, y de ser así, esto favorecería a Cambiemos, que también deberá negociar los nombres de la lista entre UCR y UVC. Con el tiempo, veremos si dejan de ser meras especulaciones para plasmarse en los hechos. 

El oficialismo en nuestra ciudad tiene una adhesión dispar, hay vecinos que están conformes con el tan pregonado "cambio" y con los eslóganes de campaña de 2015, aunque si revisamos el archivo, hay muchas contradicciones. La disputa feroz por las candidaturas se da en toda fuerza política, aunque algunos intenten disimularlo con el famoso "consenso". Sí, llegado el momento se llegará a un consenso cuando den a conocer la lista, pero en todo ese proceso habrá gente que se siente merecedora de un lugar, por militancia o por lo que fuere, y que será excluida. Inclusive, por una cuestión elemental: no todos los militantes podrían entrar en la boleta. 

Massa y Stolbizer coquetean para llegar a un acuerdo, y el tigrense va sumando puntos con ello, porque le conviene tener a una fuerza progresista que lo apuntale y a una persona de conducta intachable como Margarita. Carrió, hoy por hoy, no tiene lugar en este escenario, la mayoría de la sociedad respalda sus denuncias contra la corrupción pero carece de propuestas para "depurar" la política. Tampoco tiene un referente de peso en Lobos. 

Para concluir, podríamos afirmar que del mismo modo que los políticos se rasgan las vestiduras y hacen lo imposible para posicionarse, internas hay en todos lados. En tu lugar de trabajo, en las operaciones de prensa que buscan vender "pescado podrido" (información falsa), en los gremios que pugnan por migajas de poder y cada vez están más desligimitados. La diferencia, es que estamos hablando de nuestros posibles representantes, en una elección de medio término, que es una bisagra en la cual la ciudadanía decidirá si para los dos años que restan desea continuar con este rumbo o dar un golpe de timón. Punto final. 

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...