27 de mayo de 2017

Aprender lo importante de la vida te hace feliz

Sábado por la noche en la ciudad. Hoy hubo escasa actividad periodística, pero de algún modo me las ingenié para recoger información que resulte de interés. Los primeros días de junio serán más complicados, con los festejos por el Aniversario de Lobos, el Día del Bombero Voluntario, todo ello sumado a que el mes próximo se definen las listas de los partidos políticos para las PASO. Veremos qué nos depara el devenir de los acontecimientos. Hoy aproveché para poner en orden libros, CD's, ropa, y todo lo que tengo en mi habitación. Como siempre pasa con los discos, revolviendo el baúl encontrás uno que hacía mucho que no escuchabas, y que te trae recuerdos, sobre todo si esa música formó parte de tu vida, si la bailaste en el boliche. O una canción en particular en el cual el tiempo parece detenerse, porque te acordás exactamente qué sucedía mientras la escuchaste. En rigor, ello puede hacerse extensivo a cualquier objeto. Por ejemplo, si todavía conservás la ropa que llevabas puesta cuando formalizaste la relación con tu novia, en algún bar tomando un café. En estos días he vuelto a las fuentes: vale decir, a los Beatles, que curiosamente escapan a lo que dije antes, porque cronológicamente no asocio las canciones a ningún recuerdo o anécdota. Pero son atemporales: tal fue el impacto cultural que provocaron, que en las décadas sucesivas a la disolución de la banda estuvieron omnipresentes.47 años han transcurrido desde que se separaron oficialmente en 1970, y cada nuevo lanzamiento con temas inéditos, rarezas, o grabaciones caseras, es aguardado con gran expectativa. 

Pero quizás, lo que sí nos remonta inmediatamente a un pasado del cual fuimos parte, son la fotos. No hay manera de zafar: siemplemente estás ahí!!! Más gordo, más flaco, con bigotes, con un cigarrillo, con una ex novia, haciendo un asado, en la playa con tus hijos...en fin, imaginate la situación que quieras. Ese que está ahí sos (o fuiste) vos, y a menudo aparecés fotografiado con otra gente que ya no tiene nada que ver con tu vida. Por eso muchos no logran asimilarlo y rompen o tiran fotos que captaron un momento feliz pero fueron sólo eso: un  momento. 

Luego de varias semanas, puedo sentarme tranquilo en la compu a actualizar el blog, y aunque los textos que escribo no son complejos, el sólo hecho de sentarme de escribir y que haya alguien del otro lado leyéndolos, me produce satisfacción. Estoy en una nueva etapa, en principio porque siento que 2017 pasó muy rápido y estamos casi a mitad de año. Pero aún así, y con todos los problemas que debí atravesar, este año sigue siendo mejor que 2016, al menos por ahora. Esa nueva etapa tiene que ver con darme cuenta de lo que es realmente importante. Todos sabemos, más o menos, aquellas cosas que definen nuestro destino, pero no dedicamos el tiempo necesario para pensar y actuar en consecuencia. Es por ello que no resulta extraño que nuestra salud mental se deteriore si no sabemos poner el freno antes de colisionar. Cuando descubrís la hojarasca, todo aquello que no te sirve, la vida se vuelve más fácil, porque te concentrás en lo que tanto ahora como en el futuro te hará replantear las cosas. Punto final. 

PD= Hace mucho frío esta noche. Creo que me voy a dormir escuchando alguna radio AM perdida en el dial, o imaginándome a los cuatro grandes de Liverpool en el estudio de grabación, en los gloriosos '60, cuando la palabra "revolución" no parecía una utopía. 

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...