3 de junio de 2017

Cuándo nos vamos a recuperar?

Mañana fría y nublada en la ciudad. Este es el primer post que escribo del nuevo mes, y hay muchas actividades previstas en estos días iniciales por el aniversario de Lobos. Parece increíble, pero todavía no hemos definido qué perfil queremos de ciudad. Podemos seguir como hasta ahora, recibiendo turistas ocasionalmente, o  abocarnos a fomentar la industria. Por supuesto, ambas actividades no tienen por qué ser incompatibles: quienes nos visitan pueden disfrutar de la Laguna o del casco urbano, y también podemos tener un Parque Industrial. Pero he escuchado tantas veces el "verso" del parque industrial...en sucesivos gobiernos, que uno tiene sus serias dudas más allá de las buenas intenciones que pueda haber. Contar con un predio adecuado es el primer paso, luego falta generar incentivos para que las fábricas ya existentes acepten radicarse allí, más allá de las nuevas que se puedan sumar. Y aunque lo nieguen, el costo de la energía es un obstáculo insalvable. Estamos hablando, por estos días, de que la luz aumentará un 30 % en la Provincia.      ¿ En qué condiciones puede competir una industria en Lobos, que paga mucho más de energía que el Conurbano?

Lo que debemos entender, independientemente de si se logra conseguir un terreno o no, es que la industria genera puestos de trabajo. Algo que está faltando muchísimo, mano de obra calificada que perciba su salario en blanco y que luego lo pueda volcar al consumo. Los grupos de Facebook de "Compra Venta" han crecido, en parte, porque la gente tiene que rebuscárselas para vivir, haciendo pizzas o pastafrolas, revolviendo el baúl para ver que cosas tienen en desuso y que les pueden reportar un mango, haciendo changas como cortar el pasto o cadetería. Todo sirve, todo es digno, porque son vecinos que buscan trabajar. Lamentablemente, y volviendo a la idea inicial, hasta que no tengamos en claro qué perfil queremos para Lobos, estas cosas seguirán sucediendo. Inclusive, exceden la coyuntura económica, tienen que ver con nuestra capacidad para interpretar qué nos genera más ingresos, con políticas de Estado. Punto final.

El tiempo no para

"El tiempo es oro", solía decir Henry Ford, el magnate de la industria automotriz que cambió para siempre el modo de trabajar, con...