9 de octubre de 2017

Comienzo de la semana y mucha tela para cortar

Estoy ingresando a los primeros minutos del lunes, apenas pasada la medianoche, y a esta hora no es habitual que me ponga a escribir. Pero siempre hay excepciones. Hay semanas que resultan eternas, y esa sensación suele producirse porque esperás que llegue un determinado día para que te paguen, o porque ansías un evento que tenías programado. Muchas veces, en el periodismo, nos encontramos con el desafío de "remarla" para brindar información de interés. Cuanto más amplio sea el interés, mayor público se sentirá atraído de leer la nota que redactaste. Siempre rescato la producción del material, que comienza con la entevista grabada y las fotos de rigor, y pasa por un proceso de correcciones hasta que finalmente sale publicada, ya sea en un medio impreso o digital. Hay que ponerle esmero, buscarle la vuelta, sino todos los textos parecen iguales. En esta profesión te vas a encontrar con personas que responden con monosílabos o muy escuetamente, y publicar una nota de determinada extensión es como sacar agua de las piedras. Es que, el periodismo (en determinado nivel), tiene algo de literatura. Por supuesto, si vas a hacer la crónica de un accidente no hay mucho margen para la creatividad, se trata de informar qué sucedió, dónde, quiénes son las víctimas.
 
Actualizando este texto, son las 10 PM de lunes, y el día transcurrió con tranquilidad, el trabajo se concentró durante buena parte de la mañana, y el resto de la jornada estuve preparando notas para publicar más adelante. De vez es cuando es bueno salir de la estricta actualidad y entrevistar a profesionales, por ejemplo, para esclarecer alguna cuestión jurídica o de impuestos que leemos en los medios nacionales pero que no sabemos exactamente cómo impacta en el plano local. Para después de las elecciones se prevé una profunda reforma de Régimen Penal Juvenil, por citar un caso, y ante el crecimiento de menores que delinquen, veremos cómo desde el Poder Judicial logran salir del embrollo y descomprimir a los Juzgados ante la cantidad de causas que hay por ilícitos perpetrados por menores punibles. Sin lugar a duda el debate será caliente, entre aquellos que siempre han tenido una postura más "garantista" y otros magistrados que están en la vereda opuesta. Es un tema para seguirlo de cerca y analizar, ante todo, cómo reinsertar socialmente a quienes desde temprana edad vivieron al margen de la Ley e hicieron del delito un modo de vida. Punto final. 

El tiempo no para

"El tiempo es oro", solía decir Henry Ford, el magnate de la industria automotriz que cambió para siempre el modo de trabajar, con...