24 de junio de 2015

Invierno furioso

Es increíble no que nos depara el paso del tiempo, el día a día, tanto en nuestra vida social como en la puja electoral. "El día más frío del año", anunció el noticiero...ayer. Todo parece indicar que hoy la cosa se pondrá más difícil de afrontar, y basta con visitar un consultorio médico para advertir la cantidad de pacientes que aguardan su turno tosiendo todo el tiempo, otros con pañuelos descartables, otros con cajas de antibióticos. Quienes tenemos la posibilidad de contar con calefacción, nos sentimos un poco más protegidos, pero cuando salís a la calle y esa lengua de viento helado te pega en la cara, te das cuenta de que por esos cambios bruscos de podés enfermar. Todo depende, también, de tu sistema inmunológico. La gente que no se alimenta bien, o que por decisión personal no come carne, es más propensa a padecer resfríos o gripe. 

Todo lo que está pasando también les trae alivio a los comerciantes, porque el "veranito" se extendió demasiado y la ropa de temporada no se vendía. Sencillamente, porque nadie necesitaba usarla. Hubo días de humedad terribles, esa humedad pegajosa que parece una llovizna, pero que nunca llega a ser lluvia. Antes, no era así. Cuando llegaba el invierno, o unas semanas antes, ya te cagabas de frío. Y el verano se empezaba a sentir ya en noviembre, más o menos. En este verano 2015, según un artículo que acabo de leer, hubo solamente 20 días de calor extremo (más de 30º C). El resto se mantuvo en una especie de limbo, en parte por ese invento que llamamos "sensación térmica" y que infla un poco los números. 

No sería descabellado suponer que se venga un "tarifazo" de gas, y que más de uno se lleve una sorpresa luego de haber tenido la casa "calentita" durante esos meses. Aún así, resulta más barato y seguro que usar un caloventor, que consume mucha energía eléctrica y que puede entrar en cortocircuito. Cambiando de tema, en Santa Fe, como diría el "filósofo" Maradona, Miguel del Sel "la tiene adentro": ganó nuevamente el socialismo. Hay que pensar antes de hablar....Punto final.

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...